IQNA

1:21 - March 22, 2019
Noticias ID: 3503254
IQNA - El Líder de la Revolución Islámica de Irán destaca la firme decisión del país para aumentar sus capacidades defensivas pese a presiones occidentales.

“Seguiremos aumentando el poder defensivo y no nos afectarán las presiones extranjeras”, ha enfatizado el ayatolá Seyed Ali Jamenei este jueves en un discurso por el Año Nuevo persa (Noruz) desde el Mausoleo del octavo Imam de los musulmanes chiíes, el Imam Reza (la paz sea con él), en la ciudad nororiental de Mashad.

La alta capacidad defensiva de Irán, ha considerado el Líder, se debe a las dificultades que hizo que los iraníes idearan poner fin a la dependencia militar foránea.

Como ejemplo, ha recordado el “tiempo de dificultad” que atravesó Irán durante los años de la Defensa Sagrada (guerra de ocho años impuesta por Irak), cuando el régimen del exdictador iraquí Saddam Husein contaba con el respaldo militar de los países que no vendían equipamiento militar a Irán, ni siquiera alambre de púas. “La necesidad crea incentivo para nosotros”, ha denotado.

Según ha señalado el ayatolá Jamenei, la República Islámica vive las mejores condiciones militares y defensivas, en comparación con otros países de la región del oeste de Asia, gracias a la indepencia militar que ha logrado después de la victoria de la Revolución Islámica (1979) por las dificultades y sanciones impuestas desde el extranjero en su contra, en concreto de Estados Unidos.

El Líder, asimismo, ha hecho hincapié en la necesidad de crear métodos de disuasión, además de los esfuerzos por derrotar al enemigo, lo que ha considerado cierto en el futuro de Irán.

“Derrotaremos al enemigo, pero esto no es suficiente. Además de derrotar al enemigo, debemos emplear la disuasión”, ha dicho para luego resaltar el requisito de “llegar a un punto de disuasión en el que el enemigo se dé cuenta de que no puede usar las fisuras económicas para dañarnos y presionarnos”.

La República Islámica de Irán ha obtenido avances considerables en la industria defensiva pese a las sanciones, llegando a la autosuficiencia en la producción de numerosos equipos y sistemas militares, incluidos misiles, aviones de combate, aviones no tripulados, submarinos y buques torpederos.

Ante las presiones para que el país persa ponga fin a su programa de desarrollo militar, en especial el de misiles, las autoridades iraníes señalan a menudo que su potencia militar no representa amenaza alguna para otros países y que su doctrina de defensa es de carácter fundamentalmente disuasorio.

Los responsables iraníes, con el ayatolá Jamenei a la cabeza, han asegurado en reiteradas ocasiones, que la capacidad defensiva de la nación iraní no es negociable.

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: