IQNA

13:20 - April 24, 2019
Noticias ID: 3503342
IQNA - Funcionarios de EE.UU. advierten que la medida de Trump contra el crudo iraní perturbará el mercado petrolero mundial y afectará a los socios de Washington.

El lunes, Estados Unidos decidió poner fin a las exenciones que otorgaba a ocho países para importar libremente petróleo procedente de Irán. En concreto, los gobiernos que hasta ahora tenían carta blanca para importar crudo iraní (China, India, Taiwán, Turquía, Japón, Corea del Sur, Grecia e Italia) tendrán que sumarse a partir del próximo 1 de mayo al embargo económico y petrolero aprobado por Washington.

La Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, se manifiesta “determinada” a aumentar la presión económica sobre Teherán con el objetivo de “llevar a cero” las exportaciones de crudo procedentes del país persa.

Sin embargo, esta arriesgada medida contra Irán ha provocado inquietud entre funcionarios del Departamento de Estado, de Defensa (el Pentágono) y de sectores de Inteligencia de EE.UU. Estos, citados bajo condición de anonimato por el diario británico Time, advirtieron el lunes que “la medida podría provocar un efecto dominó en países como China, Turquía e Irak”.

“La Administración [del presidente estadounidense, DonaldTrump] no ha pensado mucho en los posibles efectos de su política contra Irán en los mercados del petróleo o en las naciones, en China, La India, Turquía e Irak, específicamente, que ahora sufrirán sancionados si siguen importando petróleo iraní”, precisaron los funcionarios norteamericanos.

Los funcionarios aducen, asimismo, que es “poco probable” que la presión que ejerce la Casa Blanca contra Teherán, por muy intensa que sea, haga que los iraníes cambien de conducta, renegocien el acuerdo nuclear pactado en 2015 o debiliten a sus Fuerzas Armadas.

Suzanne Malone, una experta del laboratorio de ideas (Think Tank) Institución Brookings, explica al Time que Irak — país que sigue siendo inestable, donde aún existen remanentes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y que está dividido en líneas étnicas y religiosas dieciséis años después de la invasión estadounidense— es especialmente vulnerable, porque las importaciones de gas natural y de electricidad iraníes son fundamentales para su economía.

La República Islámica de Irán, uno de los grandes productores y exportadores de crudo del mundo, ha dejado claro que EE.UU. jamás podrá reducir a cero sus ingresos petroleros y que la retórica norteamericana solo hará que se dispare el precio del llamado ‘oro negro’ a nivel mundial.

Los precios del petróleo se dispararon en torno al 3 % tras el anuncio del veto total al crudo de Irán por parte de EE.UU. El barril de Brent, de referencia para Europa, alcanzó el lunes incluso los 74 dólares, registrando así su mayor coste desde el 1 de noviembre de 2018. De otro lado, el barril West Texas Intermediate, de referencia para el país norteamericano, ha subido hasta los 65,87 dólares, un 2,5 % más con respecto al último cierre de mercado y la mayor cifra registrada desde el 31 de octubre de 2018.

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: