IQNA

1:31 - August 15, 2019
Noticias ID: 3503657
IQNA - El líder de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, se solidariza con el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, por las sanciones de EE.UU. en contra del titular persa.

“Estimado canciller, usted personifica en sí mismo a esa voz fuerte que revela la auténtica realidad que se esconde detrás de los avatares en todos los escenarios internacionales posibles y las denuncia sin temor ante los demonios más malvados del mundo, es decir, EE.UU. y (su presidente, Donald) Trump”, ha afirmado Nasralá en un mensaje dirigido este miércoles a Zarif.

Ha enfatizado que los Estados Unidos mientras querrían sancionarle y atemorizarle con sus medidas punitivas solo han conseguido apuntalar a la figura del ministro iraní dándole más solidez e influencia como también aportarle más grandeza a su persona.

Asimismo, ha resaltado que después de las acciones restrictivas estadounidense se queda claro que Zarif seguirá siendo uno de los firmes defensores de los oprimidos y la resistencia en el mundo.

El pasado 31 de julio, Washington impuso sanciones contra Zarif bajo el argumento de que este era “el principal portavoz” del país persa alrededor del mundo.

La República Islámica de Irán ha tachado de “flagrante violación del derecho internacional” las sanciones de EE.UU. al canciller iraní y ha reclamado a la comunidad internacional el consenso contra esta medida.

En el mensaje de Nasralá, que se envía por el aniversario de la victoria de Hezbolá en la guerra de 2006, el líder de la Resistencia libanés le ha indicado a Zarif que aquella invasión fue ideada y planeada por la Administración estadounidense de aquel entonces y puesta en marcha por el ejército israelí.

“John Bolton [el entonces embajador estadounidense en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU)], le dijo, en ese momento [en 2006], a un funcionario árabe que la guerra israelí contra El Líbano nunca se detendría hasta que se aplastará a Hezbolá”, ha anotado Nasralá.


Sin embargo, ha proseguido el jefe de Hezbolá, pocas semanas después, Bolton le comentó al mismo funcionario árabe que “la guerra debe acabar ya”, pues, en caso contrario Israel se enfrentaría a una catástrofe.


Ante tal coyuntura, Seyed Hasan Naralá se ha preguntado de cómo es posible que EE.UU., que de forma indirecta fue derrotada por un grupo de resistencia popular en 2006, pretende ahora enfrentarse a un país regional tan importante como lo es Irán. 


Al respecto, ha agregado es irónico que Bolton, que actualmente desempeña el cargo del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, y quien amenaza con derrocar a la República Islámica de Irán, nunca ha alcanzado ningún logro a lo largo de su vida.


El 12 de julio de 2006, Israel abrió un nuevo frente de guerra contra Hezbolá y, so pretexto de la liberación de dos de sus militares, lanzó amplios ataques desde tierra, aire y mar contra el territorio libanés. Sin embargo, gracias a la resistencia libanesa, el régimen de Tel Aviv se vio obligado a retirarse sin haber logrado ninguno de sus objetivos. 

Unos 1200 libaneses, en su mayoría civiles, perdieron la vida en la ofensiva israelí, que duró 33 días. El conflicto finalizó el 14 de agosto de ese año tras aprobar el CSNU su resolución 1701, que llamaba a los agresores israelíes a respetar la soberanía y la integridad del territorio libanés.

 

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: