IQNA

16:34 - September 01, 2019
Noticias ID: 3503702
IQNA - Al menos 60 personas han muerto y otras 50 han resultado heridas en los ataques aéreos perpetrados por la aviación de Arabia Saudí contra una cárcel en Yemen.

Los bombardeos del régimen saudí han tenido como objetivo la prisión de Al-Maqsuf, que se ubica en la provincia de Al-Dhamar, en el suroeste de Yemen, informa hoy domingo Yusuf al-Hazeri, portavoz del Ministerio de Salud de Yemen.

Al-Hazeri ha asegurado que decenas de presos todavía están desaparecidos y que la cifra de los muertos podría aumentar debido a la crítica condición de algunos de ellos.

El vocero yemení también ha llamado a la comunidad internacional a apoyar a las víctimas de los ataques contra la cárcel de Al-Maqsuf, y frenar los ataques saudíes contra Yemen.

A su vez, la cadena local Al Masirah ha indicado que las ambulancias continúan trasladando los cadáveres de las víctimas mortales a los hospitales y que muchos de los cadáveres yacen en el suelo.

El jefe del Comité Nacional para Asuntos de Prisioneros, Abdulqader al-Mortadha, había precisado que la mayoría de los retenidos iban a ser canjeados a cambio de fuerzas del movimiento popular Ansarolá y que los equipos de rescate están encontrando grandes dificultades para entrar en el lugar debido al “bombardeo intenso y continuo”.

Previamente, Arabia Saudí árabe había alegado que destruyó un almacén de drones, así como sistemas de defensa antiaérea en Al-Dhamar.

Desde marzo de 2015, el régimen saudí y sus aliados lanzan letales ataques aéreos contra el pueblo yemení, muchos de los cuales son catalogados como crímenes de guerra porque en esas ofensivas se emplean armas prohibidas, que compran en su mayoría de países occidentales, como EE.UU., el Reino Unido y Francia.

El pasado miércoles, el ministro yemení de Salud, Taha al-Mutavakel, cifró en 140 000 el balance de víctimas civiles contabilizadas desde marzo de 2015, cuando empezó la agresión de Arabia Saudí y sus aliados a Yemen.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha calculado, a su vez que, si la guerra no se detiene, el número de víctimas mortales podría llegar a 500 000 para finales del año 2020.

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: