IQNA

1:59 - February 29, 2008
Noticias ID: 1633164
El presidente de Turquía Abdullah Gul, aprobó una reforma constitucional que permite a las estudiantes usar el velo islámico en las universidades, a pesar de las fuertes objeciones de la élite secular del país.
Personas a favor del secularismo, incluyendo generales del ejército y jueces, temen que el levantar la prohibición del velo islámico, propicie el debilitamiento de la separación del estado y la religión en el país.

La principal fuerza opositora, el Partido Popular Republicano (CHP), dijo que apelaría en la Corte Constitucional para detener la reforma.

El primer ministro Tayyip Erdogan y su partido AK de centro derecha; dijo que «el levantar la prohibición de los velos, es primordial para la libertad religiosa en Turquía», país que es candidato a ingresar a la Unión Europea.

«Las enmiendas no tienen conflicto con los principios básicos de la república, ya que dichas enmiendas se justifican como un intento de proveer acceso igualitario a todos los ciudadanos a la educación superior», dice el comunicado de la oficina de prensa del presidente.

La aprobación del presidente Abdullah Gul, que anteriormente fue ministro del exterior del Partido AK, nunca estuvo en duda, aunque seculares, habían afirmado que los intereses de la unidad nacional rechazarían la propuesta.

Las esposas e hijas de Gul, Erdogan y varios oficiales del Partido AK, cubren sus cabezas.

El parlamento votó para finalizar la prohibición del velo el 9 de Febrero, después de que el Partido AK, que tiene raíces islámicas, ganase el apoyo de un partido nacionalista clave, pero el tema ha dividido profundamente a la sociedad musulmana y secular de Turquía, desatando muchas protestas.

El gobierno debe todavía crear una enmienda a la ley del órgano gubernamental de educación superior antes de que los cambios se hagan efectivos.

La prohibición del velo en las universidades viene desde los años 80, pero fue reforzada en 1997 cuando generales del ejército, con apoyo público, expulsó a un gobierno que sentían muy islámico.

El ejército se ha mantenido en silencio durante los últimos debates por el velo islámico.

Los analistas políticos dicen que ellos no esperaban que Gul firmara la enmienda, lo cual marca el fin de los debates sobre el velo, seguidos por los mercados financieros de Turquía.

«El velo se mantendrá como una de las líneas de discusión claves en la sociedad Turca. No se espera que desaparezca de la escena política en el corto plazo», comentó Wolfango Piccoli, experto en Turquía del Grupo Eurasia, una consultora de riesgo político.

«Veremos al CHP apelar a la Corte Constitucional. Hay algunas incertidumbres sobre este fallo», comentó.

El CHP dice que las enmiendas entran en conflicto con algunos artículos de la constitución que definen a Turquía como un estado secular.

Señalando en una nota conciliatoria, el presidente Gul declaró que «los legisladores, los cuales representan al 80% de los ciudadanos de Turquía, votaron a favor de la enmienda constitucional en el parlamento.»

Encuestas de opinión, muestran que la mayoría de los turcos, respaldan la reforma en un país donde aproximadamente dos terceras partes de las mujeres cubren sus cabezas.

Para los seculares, el velo, es sólo el primer paso, de lo que ellos ven como una larga campaña de los conservadores religiosos para socavar las instituciones seculares, callar a las mujeres en la casa y reorientar a Turquía hacia el mundo islámico.

El partido AK niega cualquier agenda islamista y ha defendido las reformas, desde que llegó al poder por primera vez en 2002, aunque la conducción a esas reformas se han desacelerado considerablemente en los dos últimos años.

Gul exhortó al gobierno a presionar junto con la Unión Europea, el impulsar reformas dirigidas a promover los derechos y libertades.

Fuente: Reuters

ID: 225844
Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: