IQNA

0:50 - February 28, 2009
Noticias ID: 1749106
Los planes de Israel de expulsar a unas 1,500 personas y de destruir más de 88 casas en Al-Quds (ocupada al este de Jerusalén) ha enviado a redadas entre los palestinos enfureciendo a los políticos y a la sociedad civil.
“Nos quedaremos en la calle. Nuestras mujeres y niños se quedarán sin hogares”, dijo a la agencia de noticias de Palestina (PNN) Fakhri Abu Diab. Miembro del comité para la defensa del territorio de Silwan.

“Las demoliciones afectarán a toda una generación y fomentarán odio de los residentes como solo ellos ven el lado del gobierno israelí”.

Las autoridades de la ocupación israelí emitieron el 22 de febrero, las órdenes de demolición de más de 88 casas en Silwan, vecindario adyacente a la mezquita del Al-Aqsa, que es la tercera mezquita sagrada del Islam.

Israel reclama las casas habitadas por unos 1,500 palestinos, que fueron construidas o expandidas sin ningún requerimiento o permisos de construcción.

“Es una masacre lo que Israel comete en esta ciudad santa”, dijo Yasser Abed Rabbo.

Silwan, que colinda con la ciudad antigua de Al-Quds, es el hogar de más de 10,000 palestinos.

De acuerdo con B-Tselem, la organización israelí de derechos humanos, las autoridades israelíes han demolido cerca de 350 casas en la ciudad santa desde el año 2004 con el mismo pretexto de la carencia de permisos para la construcción.

Israel raramente concede permisos a los palestinos para la construcción de casas en Al-Quds.

En 1968, se promulgó una ley ‘ilegal’ para demoler las casas.

Los palestinos, la Liga Árabe y la Organización de la Conferencia Islámica (OIC) condenaron los planes como parte de un gran esquema israelí para judaizar la ciudad santa.

“Este plan es parte de la agresiva política israelí, adoptada desde 1967 en la que se motiva a la rendición de que Al-Quds se convierta en una ciudad judía y demoliendo la mezquita de Al-Aqsa”, advirtió en una declaración la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

La Liga Árabe convocó a las Naciones Unidas y al cuarteto del medio oriente, que está integrado por Estados Unidos, la Unión Europea, las Naciones Unidas y Rusia, para intervenir en la detención del esquema israelí.

“Las Naciones Unidas y específicamente el consejo de seguridad de las Naciones Unidas deben asumir sus responsabilidades”.

La organización árabe también convocó al ‘cuarteto a tomar su responsabilidad para prevenir a Israel de realizar dicho plan’.

La OIC condenó el esquema israelí, advirtiendo en contra de este atentado para cambiar la arquitectura y la realidad demográfica de Al-Quds.

Desde 1967, Israel ha estado tomando todas las medidas posibles pata judaizar la ciudad santa, hogar de la mezquita Al-Quds, primera quibla de los musulmanes (dirección a la que rezan los musulmanes).

Fuente: IOL

ID: 369319

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: