IQNA

IQNA -Las fuerzas yemeníes han logrado recuperar el control total de Al-Yawf, sita en el norte de Yemen, y han matado y herido a más de 1200 mercenarios de Arabia Saudí.

El portavoz del Ejército yemení, Yahya Sari, ha anunciado este martes la liberación de casi todas las ciudades de la provincia septentrional de Al-Yawf, fronteriza con Arabia Saudí.

Solo algunas áreas en las regiones desérticas de Khub, Al-Shaaf y Al-Hazm permanecen aún bajo la ocupación de los mercenarios del régimen de Arabia Saudí, ha agregado Sari.

Tras semanas de duros combates, las fuerzas yemeníes lanzaron el martes una fuerte operación en la mencionada provincia y dejaron gran número de bajas mortales y heridos entre los mercenarios de Riad. También capturaron a varios de ellos, ha explicado.

Además de sus logros y victorias en la batalla por tierra, los sistemas de defensa aérea del Ejército y de Ansarolá de Yemen han podido repeler ataques aéreos de cazas saudíes y de sus aliados en Al-Yawf.

El próximo objetivo de Ansarolá es tomar el control de la provincia de Marib (centro), rica en hidrocarburos. De hecho, este mismo martes, las fuerzas yemeníes se han hecho con el control del campamento de Kofel, el mayor centro militar de Arabia Saudí y de sus socios en la zona de Sarwah, situada a unos 10 kilómetros al oeste de la capital homónima, en Marib.

De acuerdo con diferentes expertos en temas internacionales, incluido Juan Francisco Coloane, se aprecia un gran progreso en la estrategia de ataque del movimiento popular Ansarolá, que apoya al Ejército yemení en la guerra contra Arabia Saudí, que, al parecer, no puede superar la autosuficiencia militar yemení.

Estas operaciones forman parte de una serie de ataques de represalia de las fuerzas yemeníes contra la ofensiva de la coalición comandada por Riad: una ofensiva que comenzó en marzo de 2015 y ha dejado más de 100 000 muertos.