IQNA

17:39 - October 18, 2021
Noticias ID: 3506003
IQNA - El Reino Unido otorga asilo a un experto en armas químicas durante la dictadura de Sadam Husein, quien gaseó a 100 000 personas, tanto iraníes como iraquíes.

Más de 5000 civiles murieron cuando las fuerzas de Sadam Husein atacaron con armas químicas a Halabja, en el norte de Irak, 16 de marzo de 1988. (Foto: AFP)

El experto, un exgeneral de brigada del Ejército iraquí, vive libremente en el Reino Unido sin cualquier juicio o condena, desde 2010. El hombre, identificado por las iniciales ASA, llegó al Reino Unido, procedente de Jordania; obtuvo una visa de trabajo y consiguió un puesto como investigador en una universidad en el noroeste del país europeo.

Durante su estancia en el Reino Unido reclamó el estatus de refugiado, pero su solicitud fue rechazada por el Ministerio del Interior, según informó el sábado el diario británico The Mirror.

Llevó su caso al Tribunal Superior de la Cámara de Inmigración y Asilo y este, en vez de extraditarlo a Irak para ser enjuiciado allí, falló a su favor en julio pasado.

La Corte falló a su favor a pesar de que admitió que existían “motivos serios para considerarlo responsable de la comisión de un crimen contra la paz, un crimen de guerra o un crimen de lesa humanidad”.

El excoronel del Ejército británico Hamish Stephen de Bretton-Gordon OBE, también un experto en armas químicas, consideró la sentencia del Tribunal de Apelación como “asombrosa”, diciendo que el asilo se otorga “para proteger a las personas de la persecución por parte de gobiernos deshonestos, no para proteger a los empleados gubernamentales deshonestos de las represalias de quienes han sufrido en sus manos”.
 
El exmando militar británico dijo que si fuera un juez de la Corte de Apelación nunca “apoyaría su asilo por los atroces crímenes en los que ha estado involucrado”. Según él, es posible que el experto iraquí “no sea directamente responsable [de la masacre de civiles], pero es cómplice. Debería ser juzgado en la Corte Penal Internacional (CPI)”.
 
ASA administró un laboratorio en el centro de armas químicas de Al-Muthanna cerca de la ciudad iraquí de Samarra desde 1981, un año después del inicio de la sangrienta guerra impuesta por el Irak de Sadam Husein a Irán, hasta 1988.
 

Durante los ocho años de la guerra (1980-88), el régimen de Baas de Irak, liderado por Sadam, llevó a cabo masiva campaña de bombardeos contra Irán utilizando agentes químicos como gas Mostaza, Sarín, Tabun, CS y gas VX, matando a decenas de miles de civiles iraníes.

En 2003, cuando el dictador iraquí fue capturado y ahorcado, ASA fue identificado como una figura de alto rango en el gobernante Partido Baas.

Londres, cómplice de Irak en masacre de iraníes con armas químicas

El anuncio sobre la concesión del asilo a ASA viene mientras que los documentos desclasificados indican que los agentes químicos utilizados por Sadam contra Irán fueron manufacturados en Irak con tecnología y sustancias precursoras procedentes de países como Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania.

Durante ocho años de agresión a Irán, Irak contó con el firme apoyo de EE.UU., el Reino Unido y otras potencias regionales e internacionales, incluso cuando utilizaba armas químicas letales tanto contra Irán como contra los kurdos iraquíes que apoyaban al país persa.

  

 

Hispantv

 

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: