IQNA

6:32 - July 27, 2010
Noticias ID: 1962549
Un alcalde español le ha dicho a los creyentes musulmanes que “oren en casa” y ha cerrado la mezquita de la ciudad porque era demasiado popular.
Ángel Ros, alcalde socialista de Lleida, en la región nororiental de Cataluña, se quejó de que la mezquita estaba demasiado llena y la cerró el miércoles hasta nuevo aviso.

El edificio, un antiguo garaje utilizado para camiones de servicio, se llena a menudo con multitudes superiores a un millar de personas, dijo el consejo, cuando el límite autorizado para la sede es de 240.

Una nueva mezquita se encuentra en construcción en las afueras de la ciudad, pero el trabajo se ha estancado debido a la falta de financiamiento durante la crisis económica.

«La municipalidad no tiene la obligación de proporcionar lugares de culto», dijo Ros en respuesta a las quejas de la población musulmana ante el cierre. «Los que deseen, pueden orar en casa, como yo lo hago», añadió.

La medida viene después de una reciente prohibición de las mujeres que llevan el burka o el niqab en los edificios municipales en la ciudad catalana. En junio el consejo de la ciudad de Lleida fue el primero en España por primera vez en introducir la prohibición, que desde entonces ha sido adoptado por una media docena de otros consejos, incluyendo Barcelona, la capital de la región.

Abdelwahab Houzi, el imam local, dijo que el cierre de la mezquita le ha dejado a la comunidad musulmana un sentimiento de "persecución" de parte de las autoridades.

Fuente: Telegraph

ID: 621091

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: