IQNA

22:15 - November 04, 2019
Noticias ID: 3503864
IQNA - La toma de la embajada estadounidense en 1979 supuso la segunda Revolución en Irán, cuya ideología incluye la lucha contra la hegemonía, según un militar iraní.

En el calendario iraní, el 4 de noviembre se celebra tanto el ‘Día Nacional de Estudiante’ como el ‘Día Nacional de la Lucha contra el hegemonismo de EE.UU.’, debido al coraje de los estudiantes que en 1979 tomaron la embajada estadounidense en Teherán, capital persa, edificio conocido entre el pueblo iraní como “nido de espionaje”. Los hechos tuvieron lugar unos nueves meses después de la victoria de la Revolución Islámica.

En alusión a la fecha, el general de división Mohamad Ali Yafari ha hecho notar que el nido de espionaje de EE.UU. no podía seguir funcionando en la capital iraní, dado que uno de los ejes de la Revolución Islámica se basa en la lucha contra la tiranía y la arrogancia mundial.

“La toma del nido de espionaje formó la segunda Revolución, ya que uno de los principios de la Revolución es luchar contra la tiranía y la arrogancia mundial. El nido de espionaje no podía seguir funcionando en Irán y continúa la Revolución (Islámica)”, ha puntualizado este lunes Yafari desde la Universidad de Teherán.

En el evento, organizado por una asociación de estudiantes de la Universidad de Teherán, han participado los embajadores de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua, que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que comparten con Irán una misma visión sobre el combate al imperialismo en el mundo.

Los seguidores de la Revolución Islámica, de acuerdo con el alto cargo militar, lograron entonces una hazaña y tomaron el supuesto centro diplomático de EE.UU. para mantener vivo el movimiento que había iniciado el Imam Jomeini (que descanse en paz), y harán, hoy en día, lo necesario para salvaguardarlo, ha prometido Yafari.

El general de brigada ha concretado que el éxito de la Revolución Islámica en los primeros 40 años tiene sus raíces en los esfuerzos de las autoridades y los simpatizantes de “eliminar al 100 %” las amenazas físicas, militares y de seguridad lanzadas en su contra.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, a su vez, afirmó ayer domingo que el derrocado Shah de Irán Mohamadreza Pahlavi era “un gendarme de EE.UU. en la región” del oeste de Asia, pero tampoco le favoreció. Hoy en día, “EE.UU. es tal y como era. Nada ha cambiado (…) son así, no hacen concesiones”, por lo que Irán no va caer en la misma trampa, recalcaba el Líder iraní.

Para los iraníes, la Casa Blanca significa, en la actualidad, desconfianza y hostilidad, por lo que cada 04 de noviembre salen a las calles para mostrar su determinación en la lucha y la resistencia contra las potencias hegemónicas.

 

 

 

(hispantv)

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios: