IQNA

18:35 - September 09, 2021
Noticias ID: 3505809
IQNA - La presencia del islam en la península Ibérica durante casi VIII siglos ha marcado un hito fundamental en la historia de la humanidad, aquella que ha querido ser borrada de la memoria de Europa, pues hubo un lapso en que no se quería reconocer el aporte de los musulmanes a la humanidad, porque cuando Europa quedaba sumida en la oscuridad, el islam irradiaba al mundo entero su grandeza; ciencia, astronomía, tecnología, arte, filosofía etc., raigambre que obedecía a una fuerza suprema llamada Allah (Dios). Gustavo Muytaba Zehnder, musulmán chileno quien estudió Historia de la Civilización Islámica con mención especial en “Al Ándalus” por la Universidad Internacional Al Mustafá nos absolverá algunas interrogantes respecto a la presencia del islam en la península Ibérica y su repercusión en la sociedad actual.

Roberto Chambi Calle (R.Ch.C.): Se dice que el islam es una religión de paz y que su expansión fue pacífica, en ese contexto el año 711 (d. C) los musulmanes "conquistaron España" ¿Su llegada a Europa fue pacífica o bélica?

Gustavo Muytaba Zehnder (G.M.Z.): As-Salamu Aleikum, muchas gracias por elegirme para esta entrevista, es un tema que en lo personal me gusta mucho, por varios motivos que iré revelando a lo largo de nuestra conversación.

En primer lugar a pesar de haber recorrido varios siglos desde la llegada del Islam a la península Ibérica, en donde se encuentran los modernos Estados de España y Portugal, no existe una claridad unánime sobre si el Islam llegó pacíficamente o no al ya nombrado lugar; tenemos a autores clásicos que por lo general basados tanto por autores cristianos como también por escribas omeyas, quieren hacer parecer este evento como una llegada bélica; obviamente estas tesis tienen un fundamento político: los cristianos van a querer legitimar su guerra contra el Islam, llamándola de carácter de cruzada y reconquista, por otro lados los cronistas árabes, van querer hacer parecer este evento como una epopeya guerrera que engrandece sus más bajos sentimientos nacionalistas cristalizados por el periodo Omeya, el cual no fue más que el primer Imperio Árabe, y no un Califato Islámico. Por otro lado, hay autores actuales que critican esta opinión, basándose en la historiografía, (número de guerreros, datas, situaciones políticas internas, he incluso la desventaja en número, y su relación con la alimentación necesaria para emprender tal empresa bélica).

Tenemos autores radicales tales como Ignacio Olagüe, del cual se aleja mucho de la realidad, sin embargo, nos ofrece datos interesantes, pasando a autores más serios de la actualidad como Emilio Gonzalez Ferrin, quien defiende la llegada pacifica del Islam, al ser una expansión de creencias e ideas más que una expansión territorial invasora. En mi opinión, el Islam llega a la península de forma de expansión (comercial, difusión, y una imposición final militar entre una minoría que no aceptó el Islam), por ende fue en su inicio pacifica, pero la coacción existió, como cualquier sistema que cuenta con oposición, y esta también contó incluso entre los mismos musulmanes a lo largo de los casi ocho siglos de presencia islámica, por conflictos sectarios, dinásticos o tribales.

 

(R.Ch.C.): Cómo era la convivencia entre musulmanes, judíos y católicos en el Ándalus: ¿El Gobierno Islámico otorgaba y respetaba los derechos de los no musulmanes?

 

(G.M.Z.): Un gran error al hablar de Al Ándalus es entenderlo como un todo; fue un periodo muy largo de casi mil años [teniendo en consideración que el Islam fue prohibido en el siglo XVII en gran parte de España], más de un siglo después del fin de la administración musulmana con la caída de Granada, el último bastión musulmán en la península, sin embargo en periodos muy cortos estuvo unido como un solo ente, paso gran parte Al Ándalus separado en varios reinos o taifas, con creencias religiosas diferentes (madhab), familias diferentes, y razas/ etnias enemigas. En general, la relación fue muy buena, llegando a tener incluso periodos donde jefes militares y políticos eran Ahle Kitab (cristianos y judíos), y periodos menores donde también existió persecución, no solo a ellos, sino a los shiítas también, siendo uno de los periodos más difíciles el de los Almohades, el cual llevaron a una era oscura a Al-Ándalus, para los judíos y cristianos, siendo menester mencionar que esto lo lograron eliminando a dos de las más grandes dinastías califales de Al-Ándalus; ziríes y hammadíes, las cuales ambas eran shiítas.

 

Los periodos donde mayormente gobernó la tolerancia fue cuando shiitas gobernaron, o en su defecto gobernantes quienes estuvieron muy cerca del shiismo, tales como los Banu Hud, siendo hoy materia de estudio (eran o shiítas disimulando o sunnitas amantes de Ahlul Bait)

 

Podríamos decir que ese Al-Ándalus tolerante, fue exclusivamente donde los shiitas tuvieron el poder en mayor o menor medida.

 

(R.Ch.C.): Durante VIII siglos la península Ibérica estuvo fragmentada entre la cristiandad y el islam, ¿Una vez hecha la toma de Granada en 1492 qué pasó con los que se quedaron en los territorios españoles reconquistados?

 

(G.M.Z.): La España cristiana estaba compuesta en diferentes reinos, condados y territorios conquistados y territorios que eran parte de la ‘resistencia’, entonces las leyes de libertad religiosa eran dependiendo de esto, algunos lugares los musulmanes continuaron con sus vidas, en otras perdieron todo. Hablo en ese momento, finalmente los musulmanes fueron expulsados u obligados a convertirse en católicos, dejando casi nula existencia hasta el día de hoy.

 

En las Islas Canarias sobrevivieron hasta pasado el siglo XVII, mientras en la mayoría de zonas españolas fueron obligados a convertirse entre el siglo XVI y el XVII, no olvidando la gran presión que ejercía la Santa Inquisición, tanto en la península, como también en el mar (islas y puertos) y en las Américas.

 

Finalmente fueron erradicadas sus creencias, pero no expulsados en su totalidad como muchas veces se creen; están ahí, y entre nosotros en América, aunque muchos de ellos no lo saben.

 

(R.Ch.C.): Aquellos que quedaron después de la reconquista católica (1492) conocidos como “mudéjares”, ¿Qué influencia han tenido en la cultura occidental?

(G.M.Z.): Sus influencias fueron en todas las ramas del saber, incluyendo agricultura, artesanía, filosofía, arquitectura, matemáticas etc. El conocimiento islámico en aquella época abarcaba todo, y los reconquistadores fueron ambiguos a la hora de verse presionados de expulsarlos, por este motivo se les tolero en mayor o menor media más que a los judíos [en términos de creencias], pero sus influencias quedaron, y se usaron en la conquista y ocupación de América; si hoy consideramos a EE.UU. como el centro sociocultural del nuevo occidente, no podemos olvidar que se funda sobre territorio español, y sabiendo eso, sabemos que los cimientos fueron levantados por mudéjares.

No hay que olvidar que la filosofía occidental, fue rescatada por los musulmanes hispanos quienes la reintrodujeron a Europa, como también avances en astronomía, matemáticas, aportando de otras culturas el sistema numérico que hoy usamos, que es tan exitoso al poseer cero. Nuestras ciencias exactas no serían nada sin el aporte musulmán, aparte que como siempre digo, ellos le ensenaron o le recordaron a los europeos cristianos a ser occidentales nuevamente; los musulmanes dieron origen al primer renacimiento en el siglo IX, en la España musulmana, basándose en el humanismo contenido en el mismo Corán.

El segundo renacimiento (el italiano), también está cargado de influencia musulmana; sus padres fueron a estudiar con los moros antes de concluir por ellos mismos el pensamiento clásico.

 

(R.Ch.C.): El arte de los mudéjar era conocido como "arte almohade, mudéjar" ¿Este arte cómo ha repercutido en la cultura occidental?        

 

(G.M.Z.): En mi opinión el arte mudéjar, como también el arte islámico hispánico previo a la caída de Granada, ha sido más que nada un estilo armamentístico que un arte propiamente tal; el arte islámico en todo lugar fue adaptándose a la arquitectura local, reemplazando la decoración con una que sea respaldada por el Corán y la Sunnah, sin dejar de lado de los avances en pintura, cerámica, arquitectura e ingeniería de los lugares convertidos o conquistados.

En el caso de su repercusión en la cultura occidental, fue como sinónimo de refinamiento, riqueza y cultura; todos los monarcas, príncipes y comerciantes del mediterráneo querían imitar las usanzas de los que consideraban moros, estos moros no solo poseedores de oro, sino que de ellos se le presumía que, mediante la ciencia, o sea por su inteligencia y refinamiento lo podrían crear de otros minales [alquimia]. Este hecho produjo que quisieran no solo conquistar sus territorios; querían vivir como ellos, aprender sus ciencias, vivir en sus casas o replicarlas, vestirse como ellos; todos querían ser musulmanes, pero sin Islam, y así la ciencia y el arte islámico llego a todo occidente, siendo lo más visible el arte mudéjar, todo el mediterráneo y en las Américas, siendo en gran medida las bases del barroco español, mayormente presente en los virreinatos.

 

(R.Ch.C.): Por qué habiendo conquistado la península Ibérica y estando gobernado por casi VIII siglos, los musulmanes son derrotados en enero de 1492 por los cristianos, ¿Cuáles fueron las causas de la misma?

 

(G.M.Z.): La principal causa, es misma del Mundo Islámico de ayer y de hoy, una radiografía a los musulmanes; guerras dinásticas, tribales y complot.

Eso junto con los avances cristianos y apoyos internacionales en contra de esta cruzada, se juntó con las intrigas internas de poder, muchas veces las propias alianzas con reinos cristianos, en contra de algunas taifas o caciques musulmanes, fueron disminuyendo el poder del Islam en la región, terminando con la toma de Granada.

 

(R.Ch.C.): Siendo "reconquistada" España (Al Ándalus) cuál ha sido la influencia de los musulmanes en la "conquista del nuevo continente” el 12 de octubre de 1492

(G.M.Z.): Esta es una de las preguntas más cuestionadas hoy en día, y paradójicamente una de las que menos se ha trabajado; en primer lugar, la Santa Inquisición prohibió a los moriscos llegar al Nuevo Mundo, inclusive los que estaban protegidos por señores, sin embargo, en catastros de los propios tribunales inquisidores hay datos aislados de ‘moros’, llegados solos, sin familia, ajusticiados, y aquellos que formaron familia, en calidad de mestizos, con población africana y/o indígena.

Se habla de las esclavas blancas del Perú, las cuales fueron concubinas y otras esposas de los primeros conquistadores, todas ellas cautivas musulmanas, las cuales figuraban como cristianas nuevas.

Tenemos el caso de Pedro de Gasco quien acompañó a Diego de Almagro en la expedición a Chile, siendo enjuiciado al descubrirse la difusión de su religión entre las tribus diaguitas.

Tenemos muchos casos más todos cubiertos de polvo y falta de interés de los propios musulmanes en conocer su historia.

La influencia en la arquitectura, comida, innovaciones agrícolas y variedades nuevas de cultivos son las marcas más grandes de los musulmanes en nuestras tierras.

 

(R.Ch.C.): ¿La influencia de los musulmanes durante VIII siglos en España ha tenido alguna repercusión en Latinoamérica? ¿Cuáles?

(G.M.Z.): Creo que son muchas, pero a la vez pocas, al estar entremezcladas con otras culturas mediterráneas. Como dice González Ferrin, el mediterráneo es una centrifugadora de ideas, en donde como sabemos el Islam ha estado y nunca se ha ido; España estaba ahí y esa centrifugadora de ideas las llevaron hacia América. Nos ha llegado un idioma con más de cuatro mil palabras de origen árabe, caballos que tienen sangre equina árabe, cocina y especies usadas por los musulmanes las cuales se mezclaron con la cocina local, todo esto logrado por la cartografía y la náutica también de herencia musulmana; Latinoamérica es el hijo que nació luego de la muerte de un padre, y educado por un padrastro que no le permitió nunca conocer sus raíces. Nuestro deber es ese, decirle a la gente que el Islam siempre ha sido parte de nosotros, dudo que haya algún criollo o mestizo en américa que no tenga un ancestro musulmán, como también pasa con los afroamericanos.

 

(R.Ch.C.): Cómo ve en la actualidad la herencia de la presencia Islámica en Iberoamérica

(G.M.Z.): Esta oculta, no se ve, y cuando se ve, es identificado como extranjera, lejana y conflictiva, carecemos de reconciliación con nuestro pasado. Nuestros edificios de arquitectura mudéjar es el único vestigio, pero los edificios no hablan y la gente no mira hacia sus torres para ver sus ornamentos, ni tampoco esos balcones tan pintorescos, que solo los árabes los identifican con los que adornaban sus casas en Damasco.

 

(R.Ch.C.): Estamos en pleno siglo XXI muchos “fanáticos” y grupos violentos han querido reconquistar “El Ándalus”, reivindicando que este territorio otrora era parte de la Civilización islámica, ¿Qué opina el respecto?

(G.M.Z.): Opino que a Dios le pertenece la Tierra y los Cielos, y que en ella nosotros debemos recomendar el bien, prohibir el mal y creer en Él; en esta tierra de España en mayor o menor medida fue así, fue tierra conquistada y habitada por creyentes, que expandieron la Fe en Dios entre los nativos de allí. Estamos hablando que la España de hoy está sobre terrenos musulmanes, propiedades, campos y mezquitas, algunas quitadas y otras no a sus propietarios, generando en el caso de lugares de culto, una usurpación de carácter perpetuo, que debería en algún momento ser devuelto, como es el caso más simbólico el de la Mezquita de Córdoba.

Sin embargo, eso no da derecho de querer entrar al terrorismo como medio para reivindicar ‘derechos’, que finalmente están fuera en forma general al querer común de la comunidad local. Es un poco tarde para comenzar un Yihad, siendo que nadie en su momento quiso entrar en la ayuda de este pueblo musulmán, que al parecer sufría de mucha envidia y hostilidad entre las demás naciones musulmanas; los refugiados musulmanes moriscos fueron humillados y rechazados de la vida social en todo el mediterráneo, y el gran Imperio Otomano que se abría a las aguas del mediterráneo, dejó esperando a los desesperados musulmanes hispanos que esperaban su rescate.

Hoy nos queda difundir y enseñar el Islam en esas tierras y conquistar sus corazones con el Corán y Ahlul Bait (P) y no sus plazas con bombas y destrucción, ciertamente que eso está alejado de lo que Dios quiere, y por ende, del Islam.

Por Roberto Chambi Calle

Abna

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: