IQNA

1:14 - August 07, 2020
Noticias ID: 3504767
IQNA - Un periodista estadounidense desvela la cooperación secreta del Gobierno de Estados Unidos y Hollywood para justificar el bombardeo atómico sobre Japón.

El 6 de agosto de 1945, en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, un caza B-29 del Ejército estadounidense lanzó las primeras bombas atómicas en la historia humana sobre la gente de Hiroshima y Nagasaki, ciudades que quedaron totalmente destruidas y donde miles de personas murieron en cuestión de segundos.

Decenas de miles más perdieron la vida durante los meses y años que siguieron como resultado de la explosión radiactiva, y así los bombardeos atómicos por parte de Washington mataron a casi 300 mil personas en ambas ciudades. De esta manera Japón se convirtió en la única nación atacada con armas atómicas y Estados Unidos el primero, en usarlas.

En el 75.º aniversario de los bombardeos sobre Hiroshima y Nagasaki, Japón, cuando Estados Unidos se convirtió en el único país en usar armas nucleares en la guerra, un escritor norteamericano desvela cómo el Gobierno de EE.UU. trató de manipular la narrativa sobre lo que había hecho, especialmente controlando cómo era retratado por Hollywood.

En concreto, Greg Mitchell, periodista y escritor estadounidense, en su nuevo libro llamado “El principio o el fin: cómo Hollywood, y Estados Unidos, aprendieron a dejar de preocuparse y amar la bomba”, ha revelado la colaboración secreta del cine estadounidense con el Gobierno, y ha documentado cómo los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki provocaron una carrera entre los estudios cinematográficos de Hollywood para contar una versión saneada de la historia en una gran película.

Ha surgido todo tipo de evidencia de que el uso de la bomba no era necesaria, podría haberse retrasado o no haber sido utilizada en absoluto”, ha escrito Mitchell en su libro, según ha recogido este jueves el diario estadounidense Democracy Now.

Asimismo, ha aseverado que lo que tenía importancia era establecer esta “narrativa de justificación”, que fue realizado por el entonces presidente estadounidense Harry S. Truman (1945-1953), y sus aliados, mediante un “medio de comunicación muy dispuesto”.

Cometiendo este crimen, Estados Unidos puso fin a la Segunda Guerra Mundial y, causando estragos y destrucción como nunca antes se había visto, y así marcó el comienzo de la era atómica, acelerando el inicio de la Guerra Fría.

 

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: