IQNA

15:33 - March 06, 2021
Noticias ID: 3505308
IQNA - En el segundo día de su visita a Irak, el papa Francisco se ha reunido este sábado con el ayatolá Seyed Ali Sistani, el máximo clérigo chií del país árabe.

El sumo pontífice llegó el viernes a Bagdad (capital iraquí) y este sábado por la mañana ha viajado a la ciudad santa de Nayaf (sur) para encontrarse con el ayatolá Sistani.

Las dos personalidades religiosas han mantenido una reunión a “puerta cerrada” en la casa del clérigo musulmán durante una hora sin que la prensa o algún invitado pudiera asistir al encuentro. Ha trascendido que en esta cita se aborden cuestiones que afectan a la minoría cristiana en Irak.

El gran ayatolá Sistani, es la máxima autoridad para la mayoría de los 200 millones de chiíes del mundo y dirige desde hace décadas una escuela teológica en Irak.

El máximo representante de la Iglesia católica también se reunió el viernes con altos funcionarios del Gobierno iraquí en la primera visita papal de la historia al país árabe.

La visita del líder de los cristianos del mundo a Irak, que incluye varias provincias, se extenderá hasta el próximo 8 de marzo y se produce bajo fuertes medidas de seguridad y en medio de un confinamiento total de la población tras el aumento de casos del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, en el país árabe.

En esta reunión, el ayatolá Sistani ha pedido al papa intensificar esfuerzos para preparar la convivencia y la coexistencia pacífica entre todos los pueblos.

Luego de subrayar que muchas naciones, incluida Palestina, sufren injusticia y asedio, el máximo clérigo chií ha destacado el importante papel que pueden desempeñar los líderes religiosos para acabar con la guerra.

En vísperas del viaje del pontífice a Irak, los internautas iraquíes han recordado al papa que, si no fuera por la fatwa (el decreto religioso) del ayatolá Sistani y el papel de la Resistencia y las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, el cristianismo no permanecería en Irak y no habría ninguna señal de la Iglesia católica.

Asimismo, han destacado que el comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general iraní, Qasem Soleimani, y el subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, —ambos asesinados en enero de 2020 por EE.UU. en Irak— son dos héroes antiterroristas que se sacrificaron en defensa de los cristianos iraquíes.

 

hispantv

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: