IQNA

21:57 - November 24, 2021
Noticias ID: 3506138
IQNA - El jefe de la AIEA califica de “muy constructivas” las conversaciones que ha mantenido con los funcionarios iraníes en el marco de su visita al país persa.

El jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, en una entrevista con Press TV, 23 de noviembre de 2021.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, de visita en Teherán (capital iraní), mantuvo el martes reuniones con varios altos cargos iraníes, entre ellos, el canciller de Irán, Hosein Amir Abdolahian, y el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Mohamad Eslami.

“Hemos tenido un largo día de discusiones, conversaciones y negociaciones [con funcionarios iraníes]”, afirmó Grossi, en una entrevista exclusiva concedida la misma jornada a la cadena Press TV.

Al ser preguntado sobre cómo han ido las reuniones hasta el momento, Grossi respondió “muy constructivamente”, y explicó que son un número importante de temas que se deben discutir a nivel técnico.

También dijo que su visita a Irán llega después de que durante su viaje previo a Teherán en septiembre pasado, ambas partes acordaron que el jefe del organismo internacional viajara al país pronto para reunirse con funcionarios de la nueva Administración persa, presidida por Seyed Ebrahim Raisi. “La relación entre la Agencia e Irán es permanente [...] es continua”, agregó.

También se le preguntó al jefe de la AIEA sobre su postura respecto al arsenal nuclear del régimen de Israel, que se niega a suscribir el Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear; Grossi condenó la negativa de ciertas partes en todo el mundo a adherirse al TNP y describió como “muy importante” la participación en este tratado.

Ante una pregunta de si la Agencia Internacional de Energía Atómica estaba sometiendo a Irán a un “trato perjudicial” al aumentar constantemente la presión sobre la República Islámica sin adoptar el mismo enfoque hacia el régimen israelí, Grossi negó que la AIEA haya adoptado alguna vez una postura política hacia Irán.

A su vez, la presentadora recordó los actos de sabotaje del régimen de Israel contra Irán, como el fallido intento contra una instalación nuclear iraní en junio y el asesinato de los científicos nucleares iraníes, entre otros, y preguntó si la AIEA no debería adoptar una postura de básicamente condenar.

“Lo que puedo decirles y ha sido muy claro al respecto es que el uso de la violencia es absolutamente condenable”, contestó, al mismo tiempo que aseguró que la Agencia no lleva a cabo investigaciones ni define quién pudo haber hecho la violencia.

Por otro lado, en lo que se refiere a la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán —de nombre oficial Plan integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, consideró fuera de la jurisdicción del organismo responsabilizar a Washington por sus violaciones del acuerdo; la AIEA no tiene competencias respecto a la decisión política de un país de permanecer o salir del convenio, sostuvo para luego agregar que entonces, “lo que continuamos haciendo fue verificar el cumplimiento o incumplimiento” del convenio.

Además, indicó que la AIEA no puede solucionar el problema de las sanciones impuestas por Washington contra Teherán, pues aseguró que este es un asunto político que debe resolverse entre Estados Unidos e Irán.

La creación de un marco de cooperación entre la OIEA y la AIEA ocupa un lugar importante en la visita del alto funcionario a la capital persa. Irán ha acogido con satisfacción la cooperación con los funcionarios de la AIEA, pero al mismo tiempo, ha advertido al organismo que no caiga bajo la influencia de terceros mientras calibra sus relaciones con Teherán. Además, ha alertado que la postura politizada de la AIEA sobre el programa de energía nuclear iraní sería “contraproducente” y afectaría a sus futuras cooperaciones con este ente.

La visita de Grossi se produce días antes de la reanudación de las conversaciones en Viena, capital austriaca, donde las delegaciones negociadoras de Irán y otros firmantes del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el G5+1 —integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania— buscan reactivar el mismo pacto, del que Washington salió unilateralmente en mayo de 2018.

Las autoridades iraníes ya han dejado claro que lo que les importa es el levantamiento efectivo de las sanciones y han pedido a otras partes del acuerdo volver a cumplir plenamente sus compromisos bajo el pacto nuclear.

 

 

hispantv

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: