IQNA

12:23 - October 25, 2015
Noticias ID: 3393429
Líbano (IQNA) – El sitio electrónico en castellano de la cadena Almanar en un reporte de Yusuf Fernández informó que apareciendo en persona en la tribuna del Complejo del Señor de los Mártires en medio de una multitud apasionada que parecía esperar su aparición, el secretario general del movimiento de resistencia de Hezbollah, Sayyid Hassan Nasrallah, pronunció su discurso de Ashura en el que se refirió a los acontecimientos que tienen lugar en nuestra región.

Entre los temas que abordó en su discurso estuvieron: «EEUU: hegemonía y dictado», «Dirigentes árabes impotentes», «Israel: un instrumento del proyecto estadounidense», «La prohibición de ser un estado independiente», «La duplicidad norteamericana», «Mentiras estadounidenses sobre el dossier nuclear iraní», «Una nueva guerra norteamericana de sumisión», «El intento de provocar una guerra entre sunitas y chiitas ha fracasado» y «Como en el tiempo del Imam Hussein».
A continuación os transcribimos el texto del discurso del Sayyid Nasrallah sobre el tema «Como en el tiempo del Imam Hussein»:
Nuestros días recuerdan mucho a los del pasado. O nos sometemos a EEUU y su proyecto, aceptando a Israel y todos sus otros instrumentos y convirtiéndonos en sujetos dóciles o nos declararán la guerra, nos impondrán sanciones y un embargo, nos incluirán en su lista de terroristas y enviarán kamikazes contra nuestras mezquitas, iglesias, escuelas y mercados.

Es decir, la sumisión o las consecuencias de nuestra insumisión, de nuestra libertad, de nuestra independencia y de nuestra soberanía.

Ésta fue también la posición en la que se encontró el Imam Hussein (P), su Santa Familia, sus compañeros y las mujeres que le acompañaban cuando se les dio a elegir entre aceptar a Yazid, su despotismo, su tiranía y su corrupción o, en otro caso, la muerte, la decapitación, el saqueo y la reducción de las mujeres a la esclativud.

Eso es lo que hizo más tarde el ejército de Yazid en Medina cuando ésta se levantó. Esta ciudad era la del Profeta, sus Compañeros, los Muhayirin (inmigrados de Meca) y los Ansar. Yazid envió su ejército, que la asedió, atacó e incendió matando a hombres y niños y violando a las mujeres, antes de obligar a los supervivientes a prestar juramento de obediencia como esclavos al rey y amo Yazid.

El Imam Hussein (P) sabía bien cuál era la situación y cuál era la postura que debía adoptar: entre la sumisión y la muerte, él dijo: «Juro por Dios que no veo en la muerte más que felicidad y en la vida bajo los opresores más que desgracia».

Y en esta noche tenemos en mente la historia y realidad de aquella batalla (de Kerbala) para inspirarnos en ella a la hora de adoptar nuestras posiciones.

Entre las dos opciones, el Imam Hussein (P) dijo: «Estos hijos de la injusticia nos han obligado a escoger entre la confrontación y la humillación. Nunca aceptaremos la humillación».

Jamás aceptaremos la humillación y triunfaremos.
En primer lugar frente a Israel, que ha querido ocupar siempre nuestras tierras e instalarse en ellas e imponer condiciones humillantes al Líbano. Cuando nos ha puesto en una situación donde había que escoger entre la guerra y la humillación, entre la muerte y la humillación, todos nosotros en el Líbano, los diferentes movimientos de resistencia, decidimos oponernos a Israel y rechazar sus amenazas y sus intentos de someternos, como hizo el Imam Hussein (P): si tenemos que escoger entre las guerras y la humillación, sabed que nunca aceptaremos la humillación.

Y lo mismo frente al proyecto norteamericano-takfiri, que nos ha dado elegir entre dos opciones: la sumisión y humillación o la guerra. Se amenaza con una guerra a todos, no sólo a Hezbollah y los chiitas, sino a todos los pueblos de la región, incluidos los sunnitas, los cristianos y otros, y con atentados suicidas, coches bomba, saqueos etc.

Repetimos lo mismo que hemos dicho siempre sobre nuestra posición -y no sólo la de los que estamos aquí porque en este momento nuestros hermanos muyahidin se encuentran en Siria, donde combaten en más de un frente y avanzan y resisten, otros caen mártires y otros resultan heridos al lado de todos aquellos que combaten en estos frentes-. Decimos y repetimos con el Imam Hussein en esta noche a todo aquel que nos amenace, ya sea israelí o takfiri, que «nunca aceptaremos la humillación».

En esta noche decimos lo mismo que el Imam Hussein (P) dijo a sus compañeros expresaron cuando se reunieron mientras estaban asediados y él les propuso por última vez evadirse si les parecía bien utilizando la cobertura de la noche.

Y yo digo lo mismo que el Imam Hussein repitió: «Aquel que quiera partir que parta. El que quiera huir o unirse al enemigo que lo haga».

¿Qué hicieron en la noche del 10º día de Ashura los compañeros del Imam Hussein (P)?

Ellos se negaron a abandonarle diciendo: «¿Que tu mueras y quedemos vivos detrás de ti? Ninguna vida sería buena sin ti, Hussein. Si supiéramos que íbamos a ser muertos, quemados, esparcidos por el aire y resucitados para ser una vez más muertos, quemados y esparcidos por el aire y así mil veces, jamás te abandonaríamos».

Nosotros decimos lo mismo al Imam Hussein (P).

En esta batalla contra el enemigo sionista o el proyecto norteamericano-takfiri, que es la batalla de la defensa del Islam, de sus valores y su reputación, de los lugares santos de los musulmanes y su honor y de los oprimidos en esta región estamos implicados y nunca nos replegaremos.

Si algunos apuestan por nuestra fatiga o cuentan nuestros mártires, que recuerden que en Kerbala todos cayeron mártires; sólo uno o dos sobrevivieron. Sabed que creemos en esta batalla, la llevamos a cabo con sagacidad y esperamos ganarla, si Dios quiere. No hay lugar para renunciar o replegarnos.
Derechos reservados © 2015. Todos los derechos pertenecen a la Agencia Internacional de Noticias Coránicas (IQNA).
http://www.almanar.com.lb/english/adetails.php?eid=235497&cid=23&fromval=1&frid=23&seccatid=14&s1=1

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: