IQNA

17:39 - April 21, 2020
Noticias ID: 3504356
IQNA - El presidente de Irán, urge a la Unión Europea (UE), en particular Italia, tomar medidas necesarias ante las hostilidades de EE.UU. en plena crisis de COVID-19.

En plena crisis de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) “la presión de EE.UU. sobre el pueblo iraní ha sido más inhumana que nunca, y continuarla es un crimen brutal contra una gran nación y contra todos los principios humanos y las regulaciones internacionales”, ha declarado este lunes el presidente iraní, Hasan Rohani, en una conversación telefónica con el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte.

Durante esta conversación, el presidente de Irán, además de expresar su simpatía con la nación italiana en su lucha contra la letal enfermedad, ha aseverado que “podemos aprovechar el virus con la ayuda de los demás y compartir nuestras experiencias”, enfatizando que los países no pueden superar esta difícil crisis solo y sin la ayuda de los demás.

Por lo tanto, ha expresado su deseo para que “los países europeos, especialmente Italia, tomen medidas necesarias para esta violación de las reglas en estas circunstancias difíciles” y ha subrayado: “Italia siempre ha desempeñado un papel importante en nuestra política exterior, y espero que invite a la Unión Europea (UE) a cumplir plenamente con el acuerdo nuclear, —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—”.

A continuación, al referirse a la postura y el apoyo de Italia respecto al pacto nuclear, alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), Rohani ha agregado que “Irán está listo para cumplir con su compromiso total” con el acuerdo, en caso de que “la otra parte lo haga y se abstenga de amenazar”.

Además, ha señalado a la plataforma Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales (Instex, por sus siglas en inglés) –un mecanismo financiero europeo fundamental para salvar el pacto nuclear, después de que EE.UU. lo abandonará de manera unilateral y reimpusiera las sanciones a Irán– y ha lamentado que este mecanismo aún no ha podido tener un rol efectivo.

Rohani ha dicho que en la actualidad, no deberían ser una prioridad los problemas políticos, sino los problemas humanos y el salvar vidas humanas son más importantes, y ha agregado que, en este punto, está claro que el destino de la comunidad internacional es completamente interdependiente, y que espera que Europa, y especialmente Italia, puedan tomar medidas que beneficien a todas las naciones en estas delicadas circunstancias.

En alusión a la importancia de garantizar la seguridad y la estabilidad en la región, el mandatario persa se ha referido a su Iniciativa de Paz de Ormuz (Hope, por sus siglas en inglés) que presentó en septiembre de 2019 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Al recalcar que la estabilidad y la seguridad en la zona se lograrán solo a través de la cooperación entre los países regionales, Rohani ha puesto de manifiesto que la interferencia de los enemigos, especialmente de Estados Unidos, amenaza la paz regional.

El primer ministro italiano, por su parte ha expresado su simpatía con el Gobierno y el pueblo de Irán, aduciendo que ambos países están involucrados en un problema común. “Acogemos con beneplácito el intercambio de experiencias comunes entre los dos países contra el coronavirus”, ha señalado.

Asimismo, al hacer hincapié en la importancia de cimentar las relaciones bilaterales, Giuseppe Conte ha manifestado la disposición de Roma para cooperar con Teherán en distintos campos.

Muchos países han pedido a EE.UU. dar marcha atrás y dejar las sanciones, al menos hasta que se logre controlar la pandemia del COVID-19. No obstante, Washington ha hecho caso omiso a tales llamamientos, ejerciendo un “terrorismo médico”, según se alertó por primera vez desde Irán.

En consecuencia, las críticas tanto internacionales e internas contra el inquilino de la Casa Blanca han aumentado y lo acusan de generar una crisis humanitaria, ya que está poniendo en juego la vida de millones de personas.

Sin embargo, Irán ha logrado controlar en gran medida la expansión de la COVID-19, pese a que está lidiando con amplias sanciones unilaterales por parte de Washington que impiden la importación de los fármacos y equipos médicos necesarios. El viernes, el ministro persa de Salud, Dr. Said Namaki, subrayó que el país está a punto de contener el brote pese a los embargos.

 

 

 

 

 

https://iqna.ir/00GKkd

 

 

Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: