IQNA

19:55 - February 16, 2022
Noticias ID: 3506490
IQNA - El pueblo de Baréin salió a las calles de la capital Manama para protestar contra la visita al país del primer ministro israelí Neftali Bennet
El pueblo de Baréin salió a las calles de la capital, Manama, para protestar contra la visita al país del primer ministro israelí, Neftali Bennet.
 
Los manifestantes prendieron fuego a la bandera israelí condenando lo que describieron como una traición a la causa palestina y a toda la Ummah islámica.
 
Las imágenes también muestran a los manifestantes pisando la bandera sionista y levantando pancartas con consignas contra la normalización de las relaciones con el régimen sionista y el primer ministro israelí.
 
Además de la capital, manifestaciones similares también tuvieron lugar en otras ciudades del país, todo ello a pesar de las estrictas medidas de seguridad adoptadas por las autoridades y la fuerte represión contra toda forma de disidencia.
 
Según las últimas noticias, las fuerzas de seguridad atacaron a los manifestantes en la isla de Sitra, en la parte oriental del país, arrestando a varios manifestantes.
 
El viaje de Bennett, que comenzó el lunes, marcó la primera visita de un primer ministro israelí desde que Manama y Tel Aviv establecieron oficialmente lazos diplomáticos en virtud de un acuerdo de normalización patrocinado por Estados Unidos en 2020.
 
La visita del primer ministro israelí coincidió con el undécimo aniversario de la llamada Revolución del 14 de febrero, fecha en la que se inició el movimiento de protesta de diez años del pueblo de Baréin contra el régimen monárquico de la dinastía Al-Khalifa.
 
El movimiento de protesta en Bahrein comenzó en febrero de 2011 a raíz de las llamadas primaveras árabes. Desde entonces, el país ha sido atravesado continuamente por manifestaciones contra el régimen.
 
Los manifestantes exigen que el régimen renuncie al poder absoluto y permita la creación de un sistema justo que represente a todos los ciudadanos.
 
Las autoridades hicieron todo lo posible para reprimir las protestas y cualquier signo de disidencia. El 14 de marzo de 2011, se desplegaron tropas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en la isla para ayudar al régimen en su represión de los ciudadanos que protestaban.
 
Desde entonces, decenas de personas han perdido la vida y miles más han resultado heridas como consecuencia de la violenta represión ejercida por el régimen monárquico de al Khalifa.
 
Organizaciones de defensa de los derechos humanos señalan que más de veinte mil personas han sido detenidas por motivos políticos en los últimos años, en un país que apenas supera el millón de habitantes. También hay miles de casos de tortura y tortura perpetrados contra los presos.
 
 
 
Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: