IQNA

¿Qué dice el Corán? (3)
21:12 - May 26, 2022
Noticias ID: 3506814
IQNA – El hombre enfrenta diversas dificultades y sufrimientos en la vida que requieren paciencia para superarlos.
Tener paciencia ante las dificultadesDios dice en el Corán:
 
وَلَنَبْلُوَنَّكُمْ بِشَيْءٍ مِّنَ الْخَوفْ وَالْجُوعِ وَنَقْصٍ مِّنَ الأَمَوَالِ وَالأنفُسِ وَالثَّمَرَاتِ وَبَشِّرِ الصَّابِرِينَ ﴿١٥٥﴾
2/Al Báqarah-155: Wa Lanabluwannakum Bishay'in Mina Al-Khawfi Wa Al-Jū`i Wa Naqşin Mina Al-'Amwli Wa Al-'Anfusi Wa Ath-Thamarāti Wa Bashiri Aş-Şābirīna
Vamos a probaros con algo de miedo, de hambre, de pérdida de vuestra hacienda, de vuestra vida, de vuestros frutos. Pero ¡anuncia buenas nuevas a los que tienen paciencia. (155)
 
الَّذِينَ إِذَا أَصَابَتْهُم مُّصِيبَةٌ قَالُواْ إِنَّا لِلّهِ وَإِنَّا إِلَيْهِ رَاجِعونَ ﴿١٥٦﴾
2/Al Báqarah-156: Al-Ladhīna 'Idhā 'Aşābat/hum Muşībatun Qālū 'Innā Lillāhi Wa 'Innā 'Ilayhi Rāji`ūna
que, cuando les acaece una desgracia, dicen: «Somos de Alá y a Él volvemos»! (156)
 
Estos versos se conocen como versos de Istirja (regreso a Allah) y nos enseñan una lección muy importante: que no debemos afligirnos por perder cosas mundanas porque todo lo que tenemos e incluso nosotros mismos, pertenecemos a Dios. Un día nos bendice con algo y otro día cree oportuno quitárnoslo y en ambos casos lo hace por nuestro propio bien.
 
El hecho de que todos regresemos a Dios después de la muerte nos recuerda el hecho de que este mundo y nuestra presencia aquí no duran para siempre, y que todo lo que se nos da o se nos quita es solo un medio para que avancemos en el camino hacia la perfección. Saber esto y prestarle atención nos ayuda mucho a aumentar nuestra paciencia.
 
Según Allameh Tabatabaei en Al-Mizan Exegesis of the Holy Quran, cuando el hombre se da cuenta de que Dios es el dueño de todo, nunca se lamentará por las dificultades, apuros y pérdidas porque no se considera en posesión de nada para alegrarse o entristecerse.
 
Hojat-ol-Islam Qara'ati escribe en Noor Quran Exegesis: Los pacientes no recurren a nadie más que a Dios cuando enfrentan problemas porque, desde su punto de vista, el mundo entero es un salón de clases y un lugar para el examen en el que debemos aprender y crecer. Este mundo no es un lugar para establecerse y sus dificultades no significan que Dios no sea amable con nosotros. Así que los sucesos amargos y las pérdidas también son vistos como dulces porque ayudan a que nuestros talentos y aptitudes florezcan y también nos ayudan a beneficiarnos de las recompensas divinas.
 
Además, en tiempos de dificultad recordar a Dios y el hecho de que todos le pertenecemos y volveremos a Él tiene muchas bendiciones y buenos resultados. Nos da consuelo y nos ayuda a manejar mejor las dificultades.
 
Por supuesto, esto no significa que no debamos hacer esfuerzos para abordar los problemas, pero lo importante es cambiar la forma en que los vemos. Al enfrentarse a las dificultades, uno puede mostrar impaciencia, otro puede permanecer paciente y otro puede ser tanto paciente como agradecido. Cada uno de estos enfoques muestra cuán conscientes somos de la razón por la cual hay dificultades y problemas en la vida.
 
 
 
 
Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
* captcha: