IQNA

Las Suras del Corán (33)

Sura Al Ahzáb; la visión del Corán de los hombres y las mujeres

11:30 - October 02, 2022
Noticias ID: 3507220
IQNA - la diferencia entre hombres y mujeres radica en sus cuerpos, ya que ambos tienen alma y pueden alcanzar la perfección. El Islam no ve diferencia entre hombres y mujeres desde esta perspectiva

Sura 33. Al-Ahzáb (La Coalición) (árabe: سورة الأحزاب) es la trigésima tercera sura del Corán. Es un Madani sura, ubicado en el vigésimo primero y el vigésimo segundo de juz. Dado que una parte significativa de este sura trata sobre la batalla de Ahzab (también llamada Khandaq), este sura se llama al-Ahzab. Sura al-Ahzab trata sobre no seguir a los incrédulos y obedecer a Dios, algunas leyes de la Era de la Ignorancia, deberes de las esposas del Profeta (s), la historia del matrimonio del Profeta (s) con Zaynab bt. Jahsh y la cuestión del hiyab.

El nombre de la Sura deriva de la Ghazwat al-Ahzab (Batalla de los aliados) mencionada en los versículos 9-25. La palabra "Ahzab" fue mencionada en los versículos 20 y 22 e indica grupos de infieles que habían construido una alianza para enfrentar al Islam y al Profeta Muhammad (p), comenzando la batalla del mismo nombre.

Los hechos mencionados en la Surah ocurrieron entre los años 2 y 5 del calendario islámico (hijri). En ese momento, el gobierno islámico en Medina estaba en sus primeras etapas y los musulmanes estaban pasando por condiciones difíciles, ya que los infieles, los judíos y los hipócritas conspiraban contra ellos. Mientras tanto, el Profeta Mahoma (SW) luchó por un lado contra las reglas sociales y las tradiciones retrógradas de la Era de la Ignorancia (la Jahillia, el período preislámico en la Península Arábiga), y por otro lado resistió las conspiraciones de los enemigos. .

La sura también contiene información sobre las esposas del Profeta y también indica lo que Dios esperaba de ellas, como ignorar los asuntos mundanos, competir con otros en obedecer los mandamientos de Dios, abstenerse de pecar y no salir de casa.

Entre los otros puntos de la Sura está la referencia a la similitud entre hombres y mujeres en la obtención de buenos rasgos. El versículo 35 de la Sura dice: "En verdad, los musulmanes y las musulmanas, los creyentes y las creyentes, los devotos y las devotas, los sinceros y las sinceras, los pacientes y las pacientes, los humildes y las humildes, los que y las que dan limosna, los que y las que ayunan, los castos y las castas, los que y las que recuerdan mucho a Alá, son aquellos a quienes Alá ha concedido el perdón y una enorme recompensa”.

Este versículo nombra 10 comportamientos virtuosos y característicos de todos los hombres y mujeres. Algunos de estos están relacionados con la creencia y otros con la ética; algunos de ellos son Wajib (obligatorios) y otros son Mustahabb (recomendado - merecedor). Esto demuestra que los hombres y las mujeres son idénticos en el logro de todos estos rasgos. Este verso es un ejemplo de la visión igualitaria del Islam del alma y la esencia de hombres y mujeres.

 

 

 

Noticias relacionadas
Nombre:
Correo electrónico:
* Comentarios:
captcha